Ni tan calvo ni con dos pelucas

La primera jornada del premundial fue una especie de tsunami futbolístico.

Por lo que se vio y se dio como resultados en muchas plazas. Obviamente, se dieron marcadores que fueron sorpresivos en plazas tan importantes como Argentina (derrota de la albiceleste) y Chile (derrota de Brasil).

El arranque demuestra lo que dijimos en meses anteriores: la eliminatoria premundial no será un paseo para los “históricos” del subcontinente.

Ni Brasil, Argentina y Uruguay podrán salvar el torneo de tres años dependiendo exclusivamente de lo que puedan hacer Neymar, Messi y Luis Suárez, respectivamente.

En este oportunidad se demostró que si ben marcan algo de diferencias -a este nivel de competencia, a nuestro juicio- sus ausencias dejan más resentidos a sus plantillas.

Obvio que arrancar ganando en casa es primordial para todos, en especial para aquellos que apuntan a la cuarta plaza o al repechaje.

Lo hecho por Ecuador ante Argentina, lo de Uruguay en La Paz o Perú a pesar dela derrota ante Colombia muestran que los grandes no la tendrán fácil y esa cuenta que de antemano se hace que hay cuatro clasificados -casi- al Mundial Rusia 2018 es relativa: Brasil, Argentina, Chile y Colombia.

Otro detalle importante de la eliminatoria fue el hecho que Uruguay ya sacó tres puntos de La Paz. Obliga a los rivales de su nivel o por el puesto cuatro-repechaje, a sumar igual allí.

000_apm565186

En el caso de la Vinotinto, es horrible no haber sumado de arranque, más un partido que controló en el segundo tiempo. Pero, hay que recordar que la eliminatoria dura tres años.

Le corresponde al DT Noel Sanvicente, y sólo a él, ajustar todo lo que sea necesario para sumar la mayor cantidad de puntos. Y a los jugadores exigirles un rendimiento superior al 100 por ciento. Menos que eso no se le puede permitir.

La eliminatoria es larga. Difícil será para Venezuela en ésta y cualquier otra oportunidad. Y vendrán sorpresas, téngalo por seguro.