Deportivo Italia, un histórico de nuestro fútbol

 

CARACAS – Hablar del Deportivo Italia, es hablar en cierta forma de la historia del fútbol venezolano. En él se reflejan éxitos, prestigio e identidad. Este equipo fue fundado, en Caracas, el 19 de agosto de 1948 por un grupo de inmigrantes italianos que tenían en sus venas el amor por el “calcio” y querían volver a vivir esa devoción religiosa de ir a ver el deporte que tanto amaban en su madre patria.

En ese grupo de empresarios estaban Herminio D’Ambrosio, Alberto Pisi, Carlo Pescifeltri, Lorenzo Tommasi, Bruno Bianchi, Giordano Valentini, Samuel Rovatti, Angelo Bragaglia, Giovanni de Stefano, Giuseppe Pane, Alfredo Sacchi, Romano Consolini, Capelleto, Baldazare, y Mino D’Ambrosio. Este último sería el protagonista de la era más gloriosa de los “azzurri”.

“Las reuniones para hablar del club se realizaban en una oficina que tenía D’Ambrosio en la Galeria Bolívar o en el famoso Gran Café, en Sabana Grande. Esas reuniones duraban hasta altas horas de la noche. Claro, en aquella época el fútbol era un poco más amateur ya que había solo dos entrenamientos a la semana y se jugaba los fines de semana” nos relata Omar Carnevali, que trabajó con el Deportivo Italia.

 

 

Bajo la gestión de Carnevali, llegaron a la selección nacional diversos jugadores del equipo azul entre ellos destacan los hermanos Morovic, Cheché Vidal, Roberto Cavallo, Donato Mucci entre otros.

“Cuando yo trabajé con el Deportivo Italia y el equipo quería contratar un extranjero yo iba a verlo jugar antes de traerlo a Venezuela. Para evitar que llegaran jugadores que no nos servía, quería verlo en acción para saber si nos iba a servir. Yo también mandé a jugadores venezolanos a hacer pretemporada en Brasil con el Vasco Da Gama” nos explica Carnevali.

Desde el puntapié inicial el Deportivo Italia se ganó el corazón de los inmigrantes itálicos que llegaron al país. El estadio no sólo era un lugar de esparcimiento, sino también un lugar de encuentro con los paisanos.

“Recuerdo los clásicos de las colonias donde se enfrentaban Deportivo Galicia, Deportivo Portugués. Esos cotejos se vivían en un ambiente espectacular, había siempre una gran asistencia al estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela. En aquella época el Deportivo Italia era el equipo a vencer” nos comenta el periodista deportivo Pedro Zarraga.

Venezuela fue uno de los promotores de la Copa Libertadores en 1959. Pero Venezuela hizo su debut a la quinta edición, en 1964, luego de que en 1963 se hicieran las diligencias para que Conmebol aceptara a un cuadro venezolano. Se acordó que el campeón criollo, Deportivo Italia, jugara una especie de partido eliminatorio contra el Bahía brasileño. Este cuadro, seguro de sí mismo, resignó la localía y tanto ida como vuelta se jugaron en Caracas. El primero, un cuatro de abril, quedó empatado sin goles. La vuelta, tres días después, la ganó el cuadro venezolano 2-1.

“Bahía llegó muy confiado. Tanto que no jugaron en Brasil, pues pensaban que saldrían de ese trámite aquí en Caracas. Vaya sorpresa se llevaron. El Deportivo Italia tiene el honor y el privilegio de haber sido el primer club venezolano en haber jugado en la Copa Liberadores de América, la competición de clubes más importante del continente” recuerda Pedro Zárraga hablando de ese historio juego.

Tras superar la primera barrera, el conjunto venezolano afrontaría la fase de grupos y debutaría ante el Barcelona de Guayaquil ecuatoriano.

“El Deportivo Italia iba a repetir una hazaña histórica, pues en la fase de grupos no se amilanaría y alcanzaría una victoria 0-1 ante el Barcelona de Guayaquil, esta pasaría a la historia por ser el primer triunfo venezolano en condición de visitante en la Copa Libertadores, así como el primero en suelo meridional. Otro resultado memorable, en esa edición de 1964, sería la forzada derrota 1-2 en Caracas ante el poderoso Colo Colo chileno. Los capitalinos no alcanzarían otros puntos en la edición, pero se iban con la cabeza en alto tras haber cumplido un papel digno, pese a las falencias de estructura del joven e inexperto fútbol criollo.  Llegaría la eliminación, pero quedaba la satisfacción de haber rescatado puntos y buenas presentaciones en la edición de estreno” nos comenta el periodista Pedro Zarraga.

Según nos cuenta el colega e historiador Eliezer Pérez, ese partido jugado ante el Barcelona de Guayaquil se escuchó en Venezuela a través de Radio Rumbos 670 AM con el periodista Carlos González. Cubierto por la prensa escrita por Héctor Sepúlveda, del diario La Esfera.

 

Mateo, Nitti, Wilson, Alves y Mendocita on alguna de las estrellas que defendían la capiseta del Deportivo Italia en el ’69. foto cortesía

 

En esa edición de la máxima competición continental de clubes, el equipo azul contaba en sus filas con jugadores de la talla de Rafael “Perecito” Pérez, Adriano Linda, Fernando Fantoni, Roberto Soares, Nelson Gomes “Filho”, José Do Nascimento “Zequinha”, Yranildo Gomes, José Bezerra, Clodomiro Coelho “Mirín”, Augusto Nitti y Jaime de Araújo.

“En la edición de 1969, el Deportivo Italia tras ver el gran trabajo de Deportivo Portugués un año antes, logró ponerse a tono para armar un plantel competitivo y dar la talla en una nueva edición de la Copa Libertadores, donde se afianzaron en cuartos de final de la competición sudamericana más importante a nivel de clubes”. – nos explica Agustin Rodríguez Weil, agregando – “En primera ronda, los itálicos superaron al Deportivo Cali, Unión Magdalena, ambos colombianos, y al UD Canarias venezolano en condición de local, alcanzando una instancia inédita para nuestro balompié. Mateo, Nitti y Maravic enamoraban a todos, se cotizaban y anotaban goles que golpeaban el corazón de los equipos rivales. Sin embargo, la realidad venezolana quedaría en evidencia en la siguiente fase. Los criollos alcanzarían una buena cuota, pero no serían superiores a sus rivales. Derrotas 1-0 ante Cerro Porteño en Asunción y 4-0 ante Universidad Católica en Santiago no eclipsaban el empate sin goles ante los paraguayos en Caracas ni la victoria 3-2 ante los australes. En este último, las dianas habían sido obra de Alvez y de Aldair en dos ocasiones. El Deportivo Italia se despedía de la competición y se llevaba sonoros aplausos de cada rincón del continente”.

Pero la gesta recordada por todos es el denominado “pequeño Maracanazo”, cuando en 1971 derrotó 0-1 al Fluminense de Brasil. La noche del 3 de marzo nunca será olvidada por los simpatizantes del “Flu”. El modesto equipo venezolano, que había sido goleado en la ida, daba la gran campanada al llevarse el triunfo en el mítico estadio de Río de Janeiro. En ese entones el Flu era dirigido por Mario “Lobo” Zagallo, que el año anterior se había titulado campeón del mundo con Brasil en el Mundial disputado en México. A su vez, el Fluminense era el actual campeón de la liga brasileña.

 

 

Uno de los protagonistas de ese cotejo fue el portero de los itálicos Vito Fassano. El defensa del Italia “Chiquichagua Marín” describió el cotejo y la performance de su compañero de la siguiente manera: “Nos van a hacer diez, pensé. Ni me entusiasmé en darle un abrazo a Tenorio que había marcado un gol de penal, nadie lo felicitó. Colocaron el balón en el centro y comenzó el aluvión. Nunca vi un arquero que tapara tanto como Fassano ese día. Rebotaron 3 o 4 balones en el poste pero fue 0 a 1 y ganamos nosotros. ¡Fue algo increíble!”

La extraordinaria actuación de Vito Fassano le permitió al año siguiente ser contratado por el Cruzeiro de Brasil.

Ese día histórico saltaron al terreno de juego por el Deportivo Italia: Vito Fassano; Carlos “Chiquichagua” Marín, Freddy Elie, Manuel Tenorio, Vicente Arruda, Delman Useche, Rui da Costa, Alcyr Freitas (Waldir Pereira “Baiano”), Bendezú Negri, Roberto Arantes “Beto”, Nelson Militello. Y el entrenador era Elmo Correa.

De regreso a Caracas, el histórico Deportivo Italia fue recibido por Carlos Felice Castillo, que en ese entonces era el presidente del Instituto Nacional de Deportes.

 

 

La “gestión D’Ambrosio” del equipo duró desde 1958 hasta 1978 y fue caracterizada por cuatro títulos nacionales (1961, 1963, 1966 y 1972), cinco subcampeonatos (1965, 1968, 1969, 1970 y 1971), tres Copa Venezuela (1961, 1962 y 1970), un subcampeonato de Copa Venezuela (1976) y seis participaciones en la Copa Libertadores (1964, 1966, 1967, 1969, 1971, 1972) siendo el primer equipo venezolano en participar, el primero en pasar a la segunda ronda (1964) y el primer equipo venezolano en vencer de visitante a un equipo brasileño en torneos internacionales cuando derrotó en el estadio Maracaná al Fluminense en 1971 (el famoso “Pequeño Maracanazo”) además de destacadas actuaciones ante equipos europeos de la talla del Milan de Italia (1968).

“Durante la denominada era D’Ambrosio pasaron por el Deportivo Italia estrellas como Luis Mendoza, Vito Fassano, Orlando Torres, Augusto Nitti, Carlos Marín, Freddy Elie, Manuel Tenorio, Vicente Arruda, Delman Useche, Rui da Costa, Alcyr Freitas (Waldir Pereira “Baiano”) y Bendezú Negri, entre otros” nos comenta Omar Carnevali, ex presidente del club azul.

A lo largo de su historia el Deportivo Italia le aportó muchos jugadores a la selección nacional entre ellos destacan: Bernardo Añor, Juan José “Cheché” Vidal, Nelson Carrero, Carlos “Cachorro” Betancourt, Vicente Arruda, Ángel “Venado” Castillo, Roberto Cavallo, Gabriel Cichero, Gianfranco Di Giulio (Sub-17), Robert Elie, Vito Fasano, Pedro Febles, Alfredo Ferrigno, Nicolas Font, Eddy García, Iván García, Alain Giroletti, Carlos Eduardo Gómez, Ramón Iriarte, Pedro Lupo, Luis Mendoza, Pablo Mendoza, Zdenko Morovic, Richard Nada, Augusto Nitti, Arturo Olivares, Walter Pacifici, León Pino, Alberto Ramos, Leonard Rodríguez, Eustorgio Sánchez, Gianni Savarese, Orlando Torres, Delman Useche, Ramón Useche, Esteban Valsechi, Donato Mucci, Salvatore “Toreto” Delfino y Néstor Vásquez.

 

En una oportunidad el Deportivo Italia llegó a tener 8 jugadores en la lista de 22 convocados en un proceso eliminatorio.

Lamentablemente luego de la muerte de Mino D’Ambrosio, el Deportivo Italia comenzó a perder su hegemonía. Sin embargo, en 1984 en un repunte de su prestigio logra un subcampeonato adicional para su acervo patrimonial, con la Dirección Técnica del Míster Nerio Hernádez y jugadores vinotintos de la talla de Bernardo Añor, Nelson Carrero, Carlos “Cachorro” Betancourt, Eustorquio Sánchez; importados de clase mundial como su capitán Richard García, Antonio “Lobo” Gómez Benítez, Fuad Chamé, Tobinho y el inicio de carrera de Roberto Cavallo De Robertis, debutando con 16 años en el profesional. A finales de los noventa empezaría vivir su peor momento y crisis de identidad, varios cambios de nombre: Deportivo Chacao, Deportivo ItalChacao con esta denominación ganaría su última estrella en 1999 bajo la Dirección Técnica del argentino Raul Cavallieri y el liderazgo de Franco Rizzi como capitán.

En la temporada 2004-2005, luego de quince encuentros consecutivos sin obtener victorias y en la última posición de la Primera División Venezolana los azules, que en ese momento se llamaban Deportivo Italchacao, descienden a la difícil Segunda División.

En la temporada 2007-2008, recuperan su antigua denominación Deportivo Italia y el equipo azul asciende a la división de honor gracias a la expansión.

 

Foto cortesía de la familia Mannino y el periodista Franco Pascuzzo

 

En diciembre de 2008, bajo la mano del Director Técnico Eduardo Saragó y Presidido por Mario Hernández, el Italia se consagra campeón del torneo Apertura, obteniendo así el cupo directo para la fase de grupos de la Copa Libertadores 2010. En el Torneo Clausura, el Deportivo Italia intentó ganar su sexta estrella en el campeonato nacional, pero un flojo semestre, en donde sólo lograron sumar 20 puntos, hizo que tuviera que disputar la gran final por la estrella ante un crecido Caracas de Noel Sanvicente.

En el juego de ida, donde los rojos del Ávila jugaban en condición de local, igualaron 1-1 con un gol de Cristian “el torito” Cásseres. En el partido de vuelta, los azules intentaron bordear en su escudo su sexto campeonato, pero se encontraron ante un Caracas que jugó un partido perfecto y se impuso con contundente marcador de 0-5, resultado que le asignaba su décima estrella al cuadro avileño.

 

 

En la zafra siguiente, los azules querían adueñarse del trono que se les había escapado el año anterior y se reforzaron con jugadores de la talla de Gabriel Urdaneta, Leopoldo Jiménez, David Mcintosh, Gianfranco Di Julio, Javier López y Emerson Panigutti. Durante ese torneo, el equipo anduvo muy bien, ganando partidos tanto de local como de visitante y llegando a la última jornada de líder con 36 puntos. Pero en el partido final enfrentó al Club Deportivo Lara, que le hizo una zancadilla derrotándolos con pizarra de 1-0 con un gol de Mauricio Chalar. Ese resultado le dio el título al Deportivo Táchira.

En la temporada 2009-2010, el cuadro azul volvió a dar la pelea, pero no logró quedarse con la estrella. Lo que si logró es quedar como líder en la tabla acumulada con 69 puntos, performance que le sirvió para obtener su ticket para la primera fase de la Copa Libertadores, competición a la que clasificó con el nombre de Deportivo Italia, sin embargo participó como Deportivo Petare FC. Lamentablemente en un parpadear desaparecía el club más longevo de nuestro balompié.

 

Fioravante De Simone

, ,