Néstor Vásquez, un defensa central de categoría

CARACAS – Macuto, en el estado Vargas, tiene varios estandartes que ponen en alto el nombre de la localidad del litoral central entre ellos encontramos al pintor Armando Reverón que con sus pinceladas hizo famoso al sector. Algunos años más tarde, otro personaje usaría otro lienzo para mostrar su talento: un campo de fútbol. Este personaje es Néstor Vásquez.

“Mis inicios en el mundo del fútbol fueron con el Colegio Santiago Apostol de Maiquetía, eso fue en 1967, cuando tenía 14 años. En aquella época, nuestra formación era la mejor que había. El aprendizaje se basaba en la conducción de la pelota, comunicación en la cancha, pateo de la pelota, etc”.

Néstor Vásquez, en su etapa de juvenil y primera, se enfundó la camiseta de la Salle Tienda Honda. Su habilidad con el balón lo llevaron a ser convocado con la selección del Distrito Federal. Con el combinado capitalino ganó la medalla de plata en el Campeonato Nacional que se disputó en Mérida.

“En esta etapa de mi vida, tuve como entrenador a Félix Morales, mejor conocido como “Marrón” y el señor Américo, creo que era yugoslavo no recuerdo bien su apellido. Otro de los entrenadores que tuve en esta etapa previa al profesional fueron el señor Aparicio, el me llevó a la selección de Distrito Capital. Claro pude asistir con previa autorización de mis padres, ya que en aquel momento era menor de edad. En ese equipo del DF mis entrenadores eran Julián Pepito Hernández y Manuel Plasencia”

Después de defender la elástica de la selección del Distrito Federal, el Profe Manuel Plascencia lo invitó a jugar con el Club la Salle Tienda Honda. Con esa divisa quedó campeón invicto por 5 años seguidos. Gracias, a sus optimas prestaciones en el terreno de juego surgió la posibilidad de ser fichado por Estudiantes de Mérida o Deportivo Italia.

“En Primera División defendí solo la camiseta del Deportivo Italia desde 1970 hasta cuando me retiré en 1982. En aquellos tiempos jugar en el profesional era un mundo nuevo lleno de aprendizajes. Cuando debuté con los azules fue de medio de contención y posteriormente fui convertido en defensa Central. En mi etapa en la Primera División tuve como Directores Técnicos a los brasileños Pinto, Barboza, Elmo, El “Mulato”, el uruguayo Pescaito Gómez, el español Vásquez, Luis Mendoza “Mendocita” y el yugoslavo Maravick.

En la época que jugó Néstor Vásquez, en nuestro balompié militaban muchas estrellas nacionales e importadas entre las que destacan: Vito Fasano, Luis Mendoza, Orlando Torres, Tenorio, Vicente Arruda, Bobby y Frerick Elie, Carlos “Chiquichagua” Marín , Juan José “Cheche” Vidal, Vicente Vega, Richard García “El Boludo”, Hildebrando “Pito”  Useche, Glesses Hernández, Willy  Irigoyen, Juan Carrasquero, Eustorgio Sánchez, Ramón y Fito Iriarte, entre otros.

Entre los años ’70 y ’80, los juegos más esperados por los fanáticos de nuestro balompié estaban los “clásicos de colonias”, uno de ellos era en el que se medían Deportivo Italia y Deportivo Galicia. Uno de los juegos que más recuerda en su carrera Vásquez es un clásico.

“El juego que marco mi debut fue muy importante, al inicio del partido perdíamos 0 – 2 contra el Galicia, entre en el segundo tiempo, ya estaban Glesses y Willy jugando, remontamos el resultado y el Italia se impuso 3 a 2, ese fue un juego que marco mi vida. Realmente jugué y viví cada encuentro con mucho entusiasmo así es el amor al futbol, no importa si pierdes o ganas lo mejor del mundo es estar ahí dándolo todo en la cancha. Los partidos más difíciles fueron siempre con Portuguesa, Estudiantes de Mérida, Táchira y Galicia. Siempre jugamos dando el todo por el todo”.

Como todo jugador que comienza a practicar el denominado deporte más hermoso del mundo, Néstor Vásquez cumplió su sueño de jugar con la Selección Nacional.

“Mi  experiencia en la Vinotinto fue la Copa America 1975, el director técnico era Walter Cata Roque fue un buen entrenador, pero tuvimos  malos entendidos y la relación no fue buena”.

En esa Copa América, nuestro combinado patrio enfrentaría nada más y nada menos que a los dos colosos del continente: Argentina y Brasil. En esa selección nacional figuraban jugadores como: Orlando Torres, Richard Páez, Luis Mendoza, Ramón Iriarte, Vicente Flores, entre otros. Vásquez en esa edición del torneo saltaría al terreno de juego en dos oportunidades: en la derrota 0-4 ante Brasil (entraría en sustitución de Pedro Castro) y en 1-5 ante Argentina (jugando todo el partido).

“Cuando me retiré en 1982, tuve que retomar mi trabajo en el transporte de mercancías aduaneras en el puerto y aeropuerto. Yo estoy agradecido porque jugué con los grandes de la época: aprendí, viví ese sueño, y aunque solo me dejo grandes recuerdos, creo se debería rescatar del olvido a quienes dimos nuestras mejores opciones dentro de la cancha. Ya algunos han partido hacia otras tierras, otros se han ido definitivamente, tanto por ellos, por su memoria y por los que aún estamos aquí, en este país, esperamos nos reconozcan como los pioneros de este deporte tan grandioso como lo es el Fútbol y nuestra Vinotinto”.

 

Fioravante De Simone

,