Giovanni “Gio” Savarese, un “Bombardero Made in Venezuela”

CARACAS – Giovanni “Gio” Savarese, hay personajes en el mundo del fútbol que no solo han dejado una huella imborrable en el terreno de juego, sino también desde la raya: como entrenador. Gracias a su olfato goleador, se ganó el apodo de “Bombardero del Bronx”. Ahora, como Mister, tiene ese mismo talento y sigue siendo un verdugo. El idilio amoroso entre “Gio” y la “chica de los pentágonos” desde muy temprana edad.

“Comencé a practicar fútbol a los 6 años en un equipo lusitano. Pero donde yo me formé como jugador fue en el Centro Italiano Venezolano de Caracas”.

Su gran talento con la esférica comenzó a deleitar a todos y de inmediato entró en la libretas de los ojeadores que se lo llevaron a temprana edad a la Primera División venezolana.

“Gracias a mi gran actuación con el CIV, el Deportivo Italia se interesó en mi y me fichó. Así pude debutar en Primera División con tan solo 15 años. En Venezuela diversos equipos como el Caracas, Deportivo Táchira y Deportivo Italchacao”.

En su estancia con los “Rojos del Ávila”, en 1998, participó en la primera edición de la Copa Pre-Libertadores. En esa instancia del Torneo se enfrentaban dos clubes mexicanos y dos venezolanos, servía para dirimir a los últimos dos cuadros clasificados a la fase de grupos de la Copa Libertadores. En 1998, el torneo se desarrolló entre los días 4 y 26 de febrero de 1998, con la participación de Atlético Zulia y Caracas en representación de la Tierra de Bolívar. Por su parte el campeonato azteca estaba representado por América de Ciudad de México y Chivas de Guadalajara.

En esa oportunidad el Caracas se ubicó en la tercera casilla con 5 puntos, delante de él quedaron Chivas con 10 y América con 7. Los capitalinos cerraron su participación con un saldo de 1 victoria (1-0 ante el América), 2 empates (1-1 con Guadalajara y América) y 1 derrota (4-1 ante Chivas).

Savarese también llevó su talento al fútbol de las barras, cheerleaders  y las estrellas. “Comencé a jugar fútbol en los Estados Unidos cuando estaba en la Universidad de Long Island estudiando marketing. Al graduarme pasé a jugar con un equipo de segunda división llamado Long Island Rof Riders. Con ese equipo jugué dos años. En mi segunda temporada con ese equipo me fue muy bien logrando quedar mejor jugador de todos los USA marcando 33 goles. Esa actuación me ayudó para que la temporada siguiente cuando se formó la MLS comenzara a jugar profesional con el MetroStars de Nueva York. Con el equipo de Nueva York jugué tres temporadas. Logré conseguir 42 goles. De allí pase al New England Revolutions donde jugué una temporada”.

Cuando Savarese llegó a la MLS en 1996 puso en el mapa una liga hasta entonces desconocida para la mayoría de los futbolistas criollos que solían jugar en el torneo local y en buena medida desconfiaban del nivel del campeonato.

Savarese jugó con New York Metrostars, New England Revolution y San Jose Earthquakes y marcó 52 goles en 121 partidos que le valieron el apodo de El Bombardero. El italo venezolano abrió el camino para los cerca de 30 compatriotas que han actuado en el torneo que cumplió 25 años de fundado el pasado 6 de abril y que en la actualidad tiene al carabobeño Josef Martínez como uno de sus máximos ídolos y referentes futbolísticos.

En su carrera, “El Bombardero del Bronx” defendió las camisetas de Perugia (Italia), Viterbese (Italia), Swansea (Gales), Millwall (Inglaterra), Sassari Torres (Italia). En el fútbol de las barras y las estrellas.

“Gio” también se enfundó la camiseta que todo niño venezolano sueña con ponerse: la de nuestra amada Vinotinto.

“Jugué con las diferentes selecciones venezolanas. Con la sub-16 en un suramericano realizado en Perú. Empatamos 1 a 1 con Brasil. Anoté el gol en ese juego. También participé en el preolímpico de Paraguay clasificatorio para Barcelona ‘92. Empatamos nuevamente 1 a 1 con Brasil sacándolo de la clasificación. Usar la camiseta de la selección te produce las sensaciones más lindas que hay. Representar a la selección de Venezuela es una experiencia indescriptible. Me siento muy afortunado de haber tenido la suerte de defender los colores patrios”.

Después de colgar los botines inició su carrera como entrenador donde no ha parado de cosechar triunfos poniendo en alto nuestro pabellón patrio. Hasta los momentos como mister tiene 3 torneos cortos de la NASL con Cosmos (otoño 2013, primavera 2015 y otoño 2016), 3 campeonatos absolutos de la NASL con Cosmos (2013, 2015, 2016), Campeón de la Conferencia Oeste con Portland (2018) y  – Campeón de la “MLS is Back” con Portland (2020).

Fioravante De Simone

, , ,